Home » Breaking News » Nueva Zelanda: Empleo paga 220 mil dolares al año pero nadie lo quiere
Cirujano

Nueva Zelanda: Empleo paga 220 mil dolares al año pero nadie lo quiere

La oferta no puede ser más tentadora: trabajar como médico clínico en un idílico paraje de Nueva Zelanda. La paga es de unos 21.600 dólares (USD)  al mes, se ofrecen tres meses de vacaciones, no es necesario trabajar los fines de semana ni hacer guardia por las noches.

Cualquiera podría esperar que la oferta atraería a miles de profesionales, especialmente si se tiene en cuenta que el sueldo duplica largamente lo que puede ganar cualquier doctor en medicina general en ese país, y sin gozar de los beneficios que se ofrecen en este caso.

El doctor Alan Kenny se ha mostrado desconcertado luego del nulo resultado de su solicitud para conseguir un colega que lo ayude con su clientela. El profesional, de 61 años de edad, asegura que la demanda en su zona de trabajo “explotó” en el último año, pero no le ha sido posible dar con alguien que lo ayude.

“Yo les puedo ofrecer un ingreso realmente impresionante; es increíble que no vengan. Mi consulta se ha disparado en el último año, y a más pacientes, más dinero, pero llega un punto en que es demasiado trabajo para uno”, cuenta en declaraciones al periódico New Zealand Herald.

Kenny, que cuenta con una nómina de 6.000 pacientes, está desesperado por conseguir un colega para su consultorio, ya que lleva demasiado tiempo sobrecargado de trabajo.

“Me encanta mi trabajo y quiero quedarme aquí, pero choco contra un muro cada vez que intento buscar ayuda”, lamenta.

Al parecer, el problema está en lo remoto de la situación de Tokoroa, una localidad de 13.000 habitantes que está a 90 kilómetros de la ciudad más cercana (Hamilton, que tiene 156.000 residentes) y a 200 de Auckland, la capital del país. Las distancias no parecen muy elevadas, ya que Tokoroa no está ni mucho menos aislada, pero la medicina es una disciplina muy demandada en el país, y apenas hay desempleo: son los médicos los que eligen dónde trabajar.

Nueva Zelanda, un país con gran extensión pero con poca densidad de población, tiene muchas clínicas rurales. Según explica Linda Reynorlds, jefa de la red de hospitales rurales del país, la mayoría de los puestos de trabajo son cubiertos por médicos extranjeros. Y su salario oscila entre los 140.000 y los 250.000 euros. Para ella, el problema está en que “muchos solo vienen durante un corto periodo de tiempo y vuelven a sus países. Hay mucha demanda y va a haber más en el futuro”, según explica al mismo medio inglés.

Leave a Reply