Home » Breaking News » El mejor café del mundo crece “en las nubes” de Puno
Ganadores. Vicentina Phocco y Pablo Mamani cultivan café desde 1995 en los valles de Sandia, en la región Puno.
Ganadores. Vicentina Phocco y Pablo Mamani cultivan café desde 1995 en los valles de Sandia, en la región Puno.

El mejor café del mundo crece “en las nubes” de Puno

En 1995, Vicentina Phocco Palero y su esposo Pablo Mamanidescubrieron su amor por el café en los amplios valles de Sandia, en la región Puno. En aquel entonces, nunca se imaginaron que su pasión los llevaría a cosechar el mejor ejemplar de este grano en el mundo.

No fue hasta el 2018 que se enteraron por una ingeniera de la Central de Cooperativas Agrarias Cafetaleras de los Valles de Sandia (Cecovasa) sobre los concursos mundiales de café orgánico.

Sin pensarlo dos veces, mediante esta cooperativa enviaron una muestra que finalmente resultó ser premiada en la Global Specialtu Coffe Expo Seattle, concurso que se realiza en Estados Unidos y que reúne a los mejores caficultores del mundo.

El café de Vicentina y Pablo obtuvo un puntaje de calificación de 86,36, muy por encima de lo obtenido por países como Francia y Colombia, lugares reconocidos mundialmente por la calidad de su café.

«Estábamos cosechando y nos llaman y me dicen que ganamos el premio, nos alegramos, en esa fecha no tenía celular, en Sandia se enteraron por Internet. Fuimos a Puno y mediante Cecovasa me han entregado mi certificado», recordó Vicentina en diálogo con La República.

Ambos han pasado por momentos muy difíciles. El más doloroso fue la pérdida de dos de sus hijos en un accidente de carretera. Sin embargo, nunca dejaron de perseguir sus sueños y desde los 2.040 metros sobre el nivel del mar lograron llevar a lo más alto su «café de las nubes», haciendo gala al nombre de su producto.

Obstáculos

Las dificultades que tienen los ganadores del mejor café del mundo son muchas, sobre todo porque no cuentan con los servicios básicos.

Gracias al ingenio de Pablo obtienen agua de una acequia mediante una captación artesanal que se distribuye a través de una manguera.

Además, el trayecto que caminan todos los días para llevar su producto al centro de acopio en Quiquira es de casi 3 km. Tener una apertura de carretera mejoraría su producción, la cual en la actualidad llega a los 80 quintales por año, ya que solo pueden cosechar una vez al año.

«Nosotros producimos una cosecha, en julio sembramos y hasta noviembre nos siembra la cosecha, porque en altitud demora la maduración, nosotros, mediante la Cooperativa Túpac Amaru, a la cual estamos asociados, la entregamos y ellos se encargan de distribuirla», afirma la agricultora.

Este reconocimiento conseguido por Vicentina ha cambiado su visión como agricultora y ahora proyecta seguir exportando su caféorgánico a más países. Hoy su principal comprador internacional es EEUU.

La provincia de Sandia se ha convertido en la cuna de campeones de agricultores de café orgánico, ya que es la tercera vez que ganan este premio (2010, 2017 y 2018), siendo Raúl Mamani el productor que se llevó este galardón en el 2017 con su café Tunki que hoy cuenta con una cafetería propia en la provincia y que busca expandirla por todo el país.

Embajadores culturales en Washington

– Vicentina Phocco y Raúl Mamani han sido considerados como embajadores de la cultura Peruana para la séptima feria gastronómica «Taste of Perú-DC», a donde asistirán del 2 al 4 de junio junto a su alcalde. Este evento contará con la presencia de chefs peruanos, diseñadores, agricultores y productores agropecuarios.

Fuente: La República