Home » Breaking News » Estudiantes invidentes exigen que no se cierre la única escuela braille en Perú
11783110m

Estudiantes invidentes exigen que no se cierre la única escuela braille en Perú

Medio centenar de estudiantes invidentes protestó hoy delante del Congreso de Perú para exigir que no se cierre la Institución Educativa Luis Braille, el único centro educativo para personas con ceguera y baja visión con educación secundaria en Perú.

Los estudiantes reclamaron que el centro continúe en funcionamiento sin ningún cambio legal y el presidente de la Confederación Nacional de Personas con Discapacidad de Perú, Hugo León, dijo a Efe que “no hay un diálogo entre las autoridades del Ministerio de Educación y las del colegio Luis Braille”.

El centro, ubicado en el distrito de Comas (norte de Lima), ofrece educación escolar gratuita hasta niveles de secundaria a unos 200 estudiantes, 30 de ellos internos, con discapacidad visual en el sistema de lectura creado especialmente para personas con esta condición.

León protestó por la falta de “colegios inclusivos” y dijo que muchos estudiantes llegan de provincias y “no tienen recursos”.

Los manifestantes aseguraron que el Ministerio de Educación pretende convertir la escuela al sistema regular “sin ningún tipo de comunicación ni prevención” y por eso exigieron reunirse con el ministro de Educación, Jaime Saavedra.

“¿Qué van a hacer estos muchachos si no pueden estudiar?”, lamentó León.
Con pancartas como “No juegues con mi educación” o “Ministerio de Educación: Yo no tengo barreras”, los estudiantes lanzaron consignas como “queremos estudiar” y “el braille está presente en costa, sierra y selva”.

El exalumno Walter Ezaga declaró a Efe que “a partir de los veinte años, los jóvenes no podrán ser incluidos en la educación básica regular y esto es una dictadura del sistema”.
“Debe existir la opción de que los invidentes puedan matricularse a un colegio especial en secundaria y eso es una cuestión de solidaridad”, pidió.

Ezaga dijo que este centro es uno de los pocos que tienen una biblioteca en el idioma braille, ordenadores con lector de pantalla “y si los mandan a otro colegio no van a contar con dichas herramientas”.
El exalumno Joshet Norabuena agregó a Efe que, tras la protesta, una comitiva compuesta por tres personas ingresó al Congreso y se reunió con la congresista del partido fujimorista Fuerza Popular Luz Salgado para hablar de esta situación.