Home » Breaking News » Chef peruano se mantiene como embajador culinario de su país en Los Ángeles.
Chef peruano se mantiene como embajador culinario de su país en Los Ángeles
Con más de 15 años dedicado a crear platillos de alta cocina para los amantes de la buena mesa, el chef peruano Ricardo Zárate posiciona la cocina de su país.
Chef peruano se mantiene como embajador culinario de su país en Los Ángeles Con más de 15 años dedicado a crear platillos de alta cocina para los amantes de la buena mesa, el chef peruano Ricardo Zárate posiciona la cocina de su país.

Chef peruano se mantiene como embajador culinario de su país en Los Ángeles.

Los Ángeles, 26 dic (EFEUSA).- A pesar de abandonar los restaurantes que catapultaron su fama local, el chef Ricardo Zárate mantiene su posición en California como uno de los embajadores mas reputados de la comida peruana, en gran medida por el conocimiento de la culinaria de su tierra de origen y lo aprendido en Europa y Estados Unidos.
“He tenido la suerte de haber viajado por todo mi país y conozco bastante bien la comida regional de éste. La plasmo acá, pero con un toque de todo mi aprendizaje en todos los años que he estado en el extranjero”, aseguró el cocinero a Efe.
“El problema es que cuando estamos fuera del país, se hace más difícil regionalizar la comida”, agregó Zárate, que ha contribuido a popularizar dos platillos característicos de su país, el lomo saltado y el ceviche.
El peruano sentó los cimientos de su carrera en su Lima natal, donde cursó estudios en administración hotelera en una época en que aún no existían estudios formales de cocina y el “fenómeno Gastón Acurio”, el propulsor mundial de la gastronomía peruana, estaba en gestación.
En la década de los noventa, el cocinero se trasladó a Londres, donde obtuvo la titulación de chef de Westminster College y, posteriormente, se incorporó a trabajar en un restaurante de comida japonesa, un local que le enseñó “la base de la comida tradicional japonesa”.
Fue en Reino Unido donde Zárate aprendió a crear platos surgidos de la fusión culinaria entre Perú y Japón, prestando especial hincapié en el “respeto a los ingredientes” y “cómo se balancean los sabores”.
En 2008, trece años después de su desembarco en Europa, el chef se trasladó a Los Ángeles (California), y comenzó su trayectoria en Mo-Chica, un pequeño puesto de comida peruana en el Mercado La Paloma, cerca de la Universidad del Sur de California (USC).
La popularidad de los diseños culinarios que desplegó en ese pequeño local a la larga le valieron ser nombrado “2011 Best New Chef” por la revista Food & Wine y fue la catapulta para abrir tres restaurantes: Pica, en Beverly Hills; Blue Tavern, en Santa Bárbara; y Paiche, en Marina del Rey.
No obstante, el cocinero se salió del grupo en 2014 por desavenencias con los otros socios.
“Teníamos rumbos diferentes y ya llevo casi un año y medio fuera”, aseveró Zárate, en alusión al tiempo transcurrido, en el que se unió al periodista Jenn Garbee para publicar su primer libro, “The Fire of Peru: Recipes and Stories from my Peruvian Kitchen”.
Pero si hay un lugar donde un cocinero desea estar es al frente de los fogones de su propio restaurante, un objetivo que Zárate espera concretar en el venidero 2016 y del que por ahora rechaza dar más detalles.

Leave a Reply