Home » Tarjeta Roja » QUIEN TIENE LAS ENAGUAS

QUIEN TIENE LAS ENAGUAS

Cuando el presidente Ollanta Humala llego a palacio de Gobierno hace tres años, con mucho respaldo, jamás pensó que su esposa lo llevaría por vicisitudes  y problemas con su Gabinete de Gobierno. Tampoco pensó que se destaparían denuncias que afectaron la imagen del Oficialismo, que la economía retrocediera en su ritmo de crecimiento y una crisis en su cuadro de Ministros, creada por la primera Dama. Todo esto ha hecho que la tasa de aceptación del presidente haya llegado al 25%  cuando el año pasado era de un 33% ocho puntos menos, según Ipsos Perú.

Varios escándalos han sacudido el Gobierno y estos son los más importantes:

– La protección irregular que dio la Policía Nacional a la casa de un funcionario Montesinista que provoco la renuncia del Ministro de Interior, la suspensión de altos mandos policiales y la caída de un asesor presidencial. Aunque el Presidente trato de aislarse de este escándalo millones de peruanos piensan que la protección a este personaje oscuro del pasado fue ordenada por gente del Gobierno y cercanas al Presidente.

– La renuncia de la dirigente Dacia Escalante a la Oficina Nacional de Gobierno Interior a la que se le acusa de haber obligado a gobernadores a participar en actos proselitistas. También se le acusa que en su gestión se entregaron premios no reclamados de sorteos y rifas a militantes de su partido.

– Otro caso fue el de Cesar Villanueva que siendo el Presidente del Consejo de Ministros renuncio por estar en desacuerdo de cómo la Primera Dama (Nadine Heredia) ejercía presión en su administración. Esto causo gran malestar en la oposición, gremios empresariales y en los medios de comunicación que pensaron que este marcaría una diferencia.

– Otro caso calificado como vergonzoso fue la supuesta presión que ejerció el despacho de la primera dama a la Revista Cosas para que no publicara una parte de la entrevista que ella les había concedido en la cual hacia criticas al ex presidente Alan García y señalaba que los ministros le preguntaban a ella antes que al presidente, si estos seguirían en los cargos. 

Por lo arriba mencionado nos atrevemos a decir que el Presidente Humala enfrenta una desaceleración económica, popular y política en su gobierno en sus primeros tres años, que se ha dejado maniatar por Nadine en la conducción de su gabinete y que esto le ha traído  inconvenientes en todos los sectores de la vida nacional que han visto desde el principio que el aunque es el presidente no tiene el poder.

En principio de su gobierno Ollanta era muy popular y su esposa también. Al presidente se le veía como un caballero firme y con carácter y a la primera dama frágil, sensual y tímida pero al pasar el tiempo la Primera Dama  se puso los pantalones y  solo hay que investigar en donde dejo las enaguas.

Elvis R. Tejada

About admin

Leave a Reply