Home » Breaking News » Científicos afirman que beber jugo de fruta podría aumentar el riesgo de cáncer: ¿Es real el peligro?
Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

Científicos afirman que beber jugo de fruta podría aumentar el riesgo de cáncer: ¿Es real el peligro?

Un nuevo estudio llevado a cabo en Francia sugiere que el consumo regular de bebidas azucaradas, incluidos jugos de frutas, podría incrementar el riesgo de contraer cáncer. La investigación publicada este miércoles en la revista BMJ, sería la primera en encontrar una asociación específica entre el azúcar y el cáncer.

En el estudio participaron 101.257 adultos franceses siendo el 79 % mujeres. Por nueve años se registraron los hábitos de consumo de 3.300 alimentos y bebidas mediante cuestionarios que fueron validados diariamente. A lo largo de ese tiempo se evidenciaron cerca de 2.200 casos nuevos de cáncer.

Sin embargo la investigación fue observacional, por lo que para los científicos no es posible asegurar que exista una relación causa-efecto entre el azúcar y el cáncer.

Igual que cualquier bebida azucarada

Los expertos aseguran que el jugo de frutas mostró la misma asociación con el cáncer que cualquier otra bebida azucarada, como gaseosas o bebidas energizantes.

La investigación concluyó que el aumento de 100 ml en consumo de bebidas azucaradas se asocia con un aumento del 18 % en el riesgo de contraer cualquier tipo de cáncer. Por otro lado, no se encontró una relación entre los edulcorantes artificiales y el cáncer.

“Reducir la cantidad de azúcar en nuestra dieta es extremadamente importante”, afirmó sobre el estudio la Dra. Amelia Lake, de la Universidad de Teesside, a Science Media Centre. La idea no es limitar por completo la ingesta de azúcar, lo ideal es “equilibrarla”, sugiere Lake.

De todas formas los científicos explican que los resultados “no ofrecen una respuesta definitiva” y piden que se siga investigando sobre el tema mediante mecanismos biológicos que puedan ser verificados, como el efecto del azúcar sobre la grasa alrededor de órganos vitales, los niveles de azúcar en la sangre y los marcadores inflamatorios.

Fuente: RT