Home » Breaking News » Trump dice que “querría escuchar” información extranjera sobre sus rivales en 2020
Durante la campaña de 2016 que llevó al presidente Donald Trump al poder, su hijo, Donald Trump Jr., se reunió con un abogado ruso que ofreció información negativa sobre la candidata demócrata Hillary Clinton.
Durante la campaña de 2016 que llevó al presidente Donald Trump al poder, su hijo, Donald Trump Jr., se reunió con un abogado ruso que ofreció información negativa sobre la candidata demócrata Hillary Clinton.

Trump dice que “querría escuchar” información extranjera sobre sus rivales en 2020

Los demócratas están expresando alarma después de que el presidente Donald Trump desestimó las preocupaciones sobre la aceptación de información sobre los opositores electorales de potencias extranjeras y dijo que dicha actividad no representaría una interferencia en el sistema político de Estados Unidos.

“Creo que querría escuchar. No hay nada de malo en escuchar”, dijo a ABC Newsen una entrevista difundida el miércoles. “Si alguien llamó de un país – Noruega – ‘Tenemos información sobre su oponente’. Oh, creo que me gustaría escucharlo”.

Cuando se le preguntó si desea ese tipo de interferencia en el proceso electoral, Trump dijo: “No es una interferencia” y que los miembros del Congreso “todos lo hacen”.

“Siempre lo han hecho, y así es como es”, agregó Trump.

El representante Brian Schatz rechazó la afirmación del presidente y calificó como una “locura” la posibilidad de aceptar dicha información.

“No es habitual, normal, legal o moral aceptar la asistencia de campaña de un gobierno extranjero. Nadie hace eso. Nadie”, dijo.

El representante Jim McGovern dijo que obtener información de un adversario extranjero “no es normal” y que “la mayoría de la gente llamaría al FBI”.

“Los republicanos y los demócratas deberían hablar en voz alta y fuerte contra esto”, dijo el senador Chris Coons. “La interferencia extranjera en nuestras elecciones es inaceptable, punto”.

Durante la campaña de 2016 que llevó a Trump al poder, su hijo, Donald Trump Jr., se reunió con un abogado ruso que ofreció información negativa sobre la candidata demócrata Hillary Clinton. El director del FBI, Christopher Wray, dijo que el contacto debería haber sido informado a la agencia.

“El director del FBI está equivocado”, dijo Trump cuando se le recordó la declaración de Wray.

“El deber de cualquier patriota estadounidense es llamar al FBI si encuentran interferencia extranjera en nuestras elecciones”, dijo la representante Lucille Roybal-Allard. “Trágicamente, Donald Trump piensa que el patriotismo es menos importante que su propio poder”.

En respuesta a la evaluación de la comunidad de inteligencia de EE.UU. de que Rusia realizó una campaña para influir en las elecciones de 2016 con una preferencia por dañar las posibilidades de Clinton y que Trump ganara, el FBI lanzó su propia campaña para combatir la influencia extranjera y alentó a los funcionarios electorales y al personal de la campaña a reportar actividad sospechosa a la agencia.

Wray también advirtió en los últimos meses que Rusia plantea lo que él llamó una “amenaza significativa de contrainteligencia” para Estados Unidos y es probable que intensifique sus esfuerzos antes de la elección presidencial de EE.UU. de 2020 que se celebrará en noviembre del próximo año.

El fiscal especial Robert Mueller llegó a la conclusión de que Trump no se había aliado con Rusia para ayudarlo a ganar las elecciones, pero no tomó ninguna decisión sobre si él, como presidente, había obstruido la justicia al tratar de frustrar la investigación de Mueller.

Durante la campaña, Trump elogió a WikiLeaks, que lanzó un montón de correos electrónicos pirateados del Comité Nacional Demócrata. En un mitin de campaña, también instó a Rusia a encontrar 30.000 correos electrónicos que Clinton había eliminado de un servidor de correo electrónico durante su tiempo como secretaria de Estado. Más tarde, Trump dijo que estaba bromeando, pero Mueller escribió en su informe que los comentarios de Trump dieron como resultado que oficiales de inteligencia militar rusos atacaran la oficina personal de Clinton en cuestión de horas.

El representante Tom Malinowski emitió un comunicado el miércoles diciendo que estaba introduciendo una legislación que requeriría a campañas políticas presentar un informe al Departamento de Justicia si recibían una oferta de asistencia de una potencia extranjera o de una fuente nacional que involucra una actividad ilegal como piratería.

“Si un gobierno extranjero ofrece ayudarnos a ganar una elección, debemos informar esa oferta, no explotarla”, dijo Malinowski.

Fuente: Voz de América