Home » Breaking News » Putin: Intervención militar de EE.UU. en Venezuela sería “un desastre”
El presidente ruso Vladimir Putin (izq.), saluda con Gary Pruitt, presidente y CEO de The Associated Press, durante una reunión de directores de las principales agencias de noticias del mundo en el Foro Econ. Internacional en San Petersburgo. Mayo 6 de 2019. Foto: Agencia TASS.
El presidente ruso Vladimir Putin (izq.), saluda con Gary Pruitt, presidente y CEO de The Associated Press, durante una reunión de directores de las principales agencias de noticias del mundo en el Foro Econ. Internacional en San Petersburgo. Mayo 6 de 2019. Foto: Agencia TASS.

Putin: Intervención militar de EE.UU. en Venezuela sería “un desastre”

El presidente ruso, Vladimir Putin, aseveró el jueves que no tiene planes de enviar tropas para apuntalar al asediado presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro y que una intervención militar de EE.UU. sería un desastre.

Durante la advertencia afirmó que ni siquiera los aliados de Washington apoyarían una acción semejante.

Cuando le preguntaron sobre el tuit de Trump esta semana en el que escribió que Moscú había informado a Washington que había “retirado a la mayoría de su gente de Venezuela”, Putin dijo que los expertos rusos van y vienen para prestar servicio a las armas fabricadas por Rusia que compró Caracas.

“No estamos construyendo ninguna base militar allí, no estamos enviando tropas, nunca lo hemos hecho”, dijo Putin. “Pero hemos cumplido con nuestras obligaciones contractuales en el ámbito de la cooperación técnico-militar y seguiremos haciéndolo”.

El presidente ruso dijo que las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela han perjudicado a la gente común y advirtió a Washington contra el uso de la fuerza para derrocar a Nicolás Maduro.

Rusia ha apoyado firmemente a Maduro, mientras que Estados Unidos y varias docenas de otras naciones han apoyado al líder opositor Juan Guaidó y lo han reconocido como presidente interino, afirmando que la reelección de Maduro el año pasado fue ilegítima.

Putin dijo que “la crisis en Venezuela debe ser resuelta por el pueblo venezolano”, y agregó que “a través del diálogo, las consultas y la cooperación entre varias fuerzas políticas, el propio pueblo venezolano debe decidir si Maduro debe permanecer en el poder o no”.

El líder ruso dijo que se siente “absolutamente neutral” con respecto a Guaidó, describiéndolo como una “persona agradable”, pero dijo que su afirmación de liderazgo ha creado un precedente que podría “conducir al caos en todo el mundo”.

“Permítales elegir así a los presidentes de Estados Unidos, a los primeros ministros británicos y a los presidentes franceses”, dijo. “¿Y a dónde llevará todo eso? Me gustaría preguntar a los que lo apoyan: ¿Están locos?”.

Putin: “no nos entrometimos” en ninguna elección de EE.UU.

Asimismo, Vladimir Putin, reiteró su firme negativa de que su gobierno haya interferido en las elecciones presidenciales de EE.UU. en 2016, a pesar de las numerosas pruebas que muestran lo contrario, e insistió en que Moscú no tiene intención de interferir en ninguna votación futura.

En respuesta a una pregunta de The Associated Press durante una reunión con directores ejecutivos de agencias de noticias internacionales en San Petersburgo, el líder ruso dijo: “no nos entrometimos, no nos entrometemos y no nos entrometeremos en ninguna elección”.

Putin y otros funcionarios rusos han negado categóricamente cualquier interferencia en la elección de Estados Unidos para ayudar a Donald Trump a ganar la presidencia, a pesar de que el fiscal especial de EE.UU., Robert Mueller, ha descubierto evidencia de una operación del Kremlin para interferir en la votación de 2016.

Él acusó a 12 oficiales de inteligencia militar rusos de ingresar a los correos electrónicos del Partido Demócrata, y también acusó a otros rusos que usaron cuentas falsas de redes sociales para difundir retórica divisiva y socavar el sistema político de Estados Unidos.

Putin insistió en que “no tenemos ni tenemos planes de interferir en la política interna de EE.UU.”, pero agregó que el gobierno ruso no puede impedir que ciudadanos privados expresen sus puntos de vista sobre los desarrollos en línea de EE.UU.

“¿Cómo podemos prohibirles hacer eso?” dijo. “¿Tienen ustedes una prohibición con respecto a Rusia?”.

El presidente agregó que Rusia había ofrecido al gobierno del presidente Barack Obama y luego a la Casa Blanca de Trump acordar un conjunto de reglas con respecto a las comunicaciones modernas, pero afirmó que ninguno estaba listo para hacer el trato.

Durante la reunión, Putin también advirtió que la renuencia de EE.UU. a iniciar conversaciones para extender un pacto clave para el control de armas aumenta la amenaza de una carrera de armamentos incontrolable

Putin emitió una severa advertencia sobre el peligro de una nueva carrera de armamentos.

Acusó a Estados Unidos de rechazar las conversaciones sobre la ampliación del nuevo tratado de reducción de armas nucleares START, que expirará en 2021.

Putin dijo que si bien Rusia ha manifestado repetidamente su intención de comenzar las discusiones sobre la extensión del pacto, Washington no ha respondido.

“Ya hemos dicho 100 veces que estamos listos, pero nadie nos está hablando”, dijo.

El nuevo pacto START, firmado en 2010 por Obama y el presidente ruso Dmitry Medvedev, limita a cada país a no más de 1.550 cabezas nucleares desplegadas y 700 misiles y bombarderos desplegados.

Putin agregó que las nuevas armas de Rusia protegerán su seguridad “durante mucho tiempo”, incluso si el pacto no se extiende, pero expresó su preocupación por el “desmantelamiento total de los mecanismos de control de armas”.

Putin también criticó la retirada de Estados Unidos de otro pacto de armas clave, el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio de 1987, negando las afirmaciones de Washington de violaciones rusas del acuerdo.

Citando esas supuestas violaciones, Estados Unidos ha suspendido formalmente sus obligaciones en virtud del INF que prohíbe todos los misiles balísticos y de crucero terrestres con un rango de 500 a 5.500 kilómetros (310 a 3.410 millas), preparando el escenario para que el tratado finalice más adelante este año. Rusia, que ha negado cualquier violación, ha seguido su ejemplo.

Mientras criticaba los movimientos de Estados Unidos, Putin dijo que su última llamada telefónica con Trump “alentó cierto optimismo”. Dijo que Trump compartió su preocupación por la carrera de armamentos y sugirió que el dinero gastado en nuevas armas se usaría mejor para otros propósitos.

El líder ruso señaló que las conversaciones sobre control de armas deberían involucrar a otras potencias nucleares.

“A partir de ahora, las conversaciones entre nosotros como los países que tienen los arsenales nucleares más poderosos son las más importantes, pero creo que todas las potencias nucleares, tanto oficiales como no oficiales, deben incorporarse”, dijo Putin.

Fuente: Voz de América