Home » Breaking News » ‘Con mis hijos no te metas’: Colectivo protestó en zona restringida del Congreso
'Con mis hijos no te metas' en Plaza Bolívar del Congreso de la República. (Foto: GLR)
'Con mis hijos no te metas' en Plaza Bolívar del Congreso de la República. (Foto: GLR)

‘Con mis hijos no te metas’: Colectivo protestó en zona restringida del Congreso

La Plaza Bolívar del Congreso de la República fue ocupada por miembros del colectivo ‘Con mis hijos no te metas‘ a pesar de ser una zona restringida. Los manifestantes son parte de la marcha contra la denominada ‘ideología de género’.

Esta mañana, se permitió el ingreso de los integrantes del grupo manifestante pese a que perturban las funciones congresales, un hecho calificado como delito en el Código Penal.

Mitin dentro del Congreso

La concentración de los manifestantes se ha convertido en un mitin del colectivo en el que participan congresistas de Fuerza Popular, como Karina Beteta, Yeni Vilcatoma y Milagros Takayama.

Con micrófonos y parlantes, realizan una ceremonia con orientación ideológica, un hecho sin precedentes en el Parlamento.

Los manifestantes llevaron a niños y carteles con frases de contenido sexual. Este acto favorece a un colectivo social, por lo que otros grupos solicitarían el mismo trato.

Julio Rozas defiende ingreso

El parlamentario de Concertación Parlamentaria, Julio Rosas , defendió la presencia del colectivo al interior de la sede del Congreso. Señaló que fue el administrador quien permitió el ingreso.

Los agentes de seguridad indicaron que fue Rosas quien solicitó el cuestionado ingreso a la zona restringida. El legislador es padre de Christian Rosas, vocero del colectivo.

Otros miembros del colectivo participan de la marcha por la avenida Abancay, en Cercado de Lima, con el resguardo de miembros de la Policía Nacional, a diferencia de la represión que realizan con otros grupos sociales.

Perturbar funciones es un delito

Según el artículo 369 del Código Penal, con el subtítulo “Violencia contra autoridades elegidas” se lee textualmente:

El que, mediante violencia o amenaza, impide a una autoridad elegida en un proceso electoral general, parlamentario, regional o municipal juramentar, asumir o ejercer sus funciones será reprimido con pena privativa de libertad no menor de dos ni mayor de cuatro años. Si el agente es funcionario o servidor público sufrirá, además, inhabilitación de uno a tres años conforme al artículo 36°, incisos 1, 2 y 8331. 268

Fuente: La República