Home » Breaking News » Piden cambios en leyes para prohibir castigo físico a menores en El Salvador
Fotografía del 26 de septiembre de 2016 de la directora del Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA) de El Salvador, Zaira Navas. EFE/Archivo
Fotografía del 26 de septiembre de 2016 de la directora del Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA) de El Salvador, Zaira Navas. EFE/Archivo

Piden cambios en leyes para prohibir castigo físico a menores en El Salvador

San Salvador, 25 abr (EFE).- Un conglomerado de organizaciones sociales pidió este jueves que se reformen dos leyes de El Salvador para que se prohíba «expresamente» el castigo físico y el trato humillante a niños y adolescentes.
Las entidades, que integran el Comité para la Prohibición del Castigo Físico y Trato Humillante, solicitaron a la Asamblea Legislativa que se modifiquen los artículos 38 de la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (Lepina), y el 215 del Código de Familia.
A criterio de las organizaciones, estos artículos son «ambiguos y se contradicen», por lo que «es importante promover cambios que permitan establecer una prohibición clara al castigo físico y al trato humillante».
La directora del Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA), Zaira Navas, señaló a la prensa que reformar estos artículos «sería el primer paso para generar cambios significativos en la vida de la niñez y adolescencia salvadoreña».
El artículo 38 de la Lepina, aprobada en el 2009, indica que «los niños y adolescentes deben ser tratados con respeto a su persona e individualidad y no pueden ser sometidos a castigos corporales, psicológicos o a cualquier otro trato ofensivo que atente contra su dignidad sin perjuicio del derecho de la madre y padre de dirigirlos, orientarlos y corregirlos moderada y adecuadamente».
A juicio de Navas, este artículo tendría que ser modificado para que «no se entienda que es correcto golpear moderadamente a los niños y adolescentes para corregirlos».
Por su parte, el artículo 215 del Código de Familia establece que «es deber del padre y de la madre corregir adecuada y moderadamente a su hijos».
En una reciente entrevista con Efe la directora del CONNA señaló que las formas de crianza con las que son corregidos los niños y adolescentes de El Salvador generan más violencia, porque están ligadas al maltrato físico y psicológico.
La funcionaria explicó que los patrones violentos existentes en la sociedad salvadoreña fueron adquiridos a partir de las formas de crianza, porque los padres, madres o cuidadores entienden por disciplina el castigo físico.
El Salvador es actualmente uno de los países más violentos del mundo con altos índices de homicidios, de entre 103 y 50,3 por cada 100.000 habitantes. EFE