Home » Estados Unidos » Un Jurado declara culpable a padre que abandono a su bebé en auto caliente en Georgia
Untitled

Un Jurado declara culpable a padre que abandono a su bebé en auto caliente en Georgia

GEORGIA.- Un hombre que cambió fotografías de desnudos con mujeres desde su lugar de trabajo y mientras su hijo sufría a lo largo de horas en el interior de un coche caliente por el sol. fue acusado de asesinato.

Un propio jurado investigador que decide en el condado Cobb en Goergia, formuló recientemente ocho cargos contra Justin Ross, que incluye además homicidio calificado, culposo y también crueldad infantil. Recrodemos que un hombre de Georgia que de acuerdo con los propios fiscales intercambió fotografías de desnudos con varias mujeres desde su oficina mientras su hijo sufría además durante horas en el interior de un auto caliente propio.

El caso en su momento llamó poderosamente la atención y es ahora cuando vuelve a estar de actualidad una vez que ha sido de nuevo protagonista Harris.

Justin Harris enfrenta ahora cargos criminales de asesinato y además crueldad infantil, por la muerte reciente de su hijo menor de 22 meses de edad. Al parecer, el menor falleció debido a un intenso ‘golpe de calor’ al estar dentro de un coche que fue dejado al sol.

Cooper Harris, un bebé de tan sólo 22 meses de edad, murió hace tres meses por un excesivo aumento de la temperatura corporal propia, muy por encima, al parecer, de los límites habituales.

Todo indica que el bebé fue dejado en un automóvil durante siete horas completas, llegando a tener que enfrentarse a temperaturas de 90 grados Fahrenheit.

Esto lo indica la autopsia realizada al menor el pasado miércoles, en la cual ha sido explicado que la sensación de calor dentro del vehículo era aún superior, llegando a los 130 grados Fahrenheit.

Debido a esta situación, el bebé sufrió lo que se conoce como hipertemia o ‘golpe de calor’, definido como un aumento de la temperatura superior a los valores normales.

Justin Harris, padre del menor, fue el que dejó al niño en el coche, justo después de conducir hasta su oficina en un edificio de Home Depot, Atlanta.

El hombre se defiende explicando que olvidó dejar a su hijo en la guardería, y que por ello se quedó en el coche, donde falleció.

Sin embargo, las autoridades creen que se trata, presuntamente, de un asesinato premeditado, ya que una cámara de seguridad muestra que el hombre fue a su coche cuando salió del trabajo para comer.

Además, las autoridades han descubierto que el hombre buscó en Internet cuanto tiempo debía pasar una mascota encerrada en un coche antes de fallecer, lo que le implica en un posible homicidio brutal.

Evidentemente, el recorrido de este juicio va a tener una gran repercusión y habrá que estar atentos apara conocer los nuevos datos que se dan a conocer.

Leave a Reply