Home » Breaking News » La fiscal general de Perú jura el cargo y respalda al equipo del caso Lava Jato
La nueva fiscal general de Perú, Zoraida Ávalos. EFE/Archivo
La nueva fiscal general de Perú, Zoraida Ávalos. EFE/Archivo

La fiscal general de Perú jura el cargo y respalda al equipo del caso Lava Jato

Lima, 29 mar (EFE).- La nueva fiscal de Perú, Zoraida Avalos, juró este viernes el cargo, tras ser elegida en reemplazo de Pedro Chávarry, y le dio su respaldo al trabajo que realiza el equipo especial de fiscales en el caso Lava Jato en el Perú.
En una ceremonia especial a la que acudió el presidente peruano, Martín Vizcarra, Avalos dijo que sus esfuerzos estarán dirigidos a “velar y garantizar la independencia y autonomía del Ministerio Público, frente a cualquier intromisión o atisbo de intromisión, sea de carácter político o de cualquier otro interés subalterno”.
“No me mueve el odio, ni el rencor, no tengo compromisos ni tengo conflicto con nadie. Mi único compromiso es con la búsqueda de la verdad y la justicia”, afirmó la magistrada de 61 años.
Con respecto a las investigaciones que la fiscalía lleva adelante sobre el caso Lava Jato en el país, Avalos expresó que respaldará “las investigaciones emblemáticas” porque como Ministerio Público “nuestro único interés es que se descubra la verdad”.
El escándalo de sobornos de empresas brasileñas como Odebrecht y OAS, para adjudicarse grandes obras de infraestructura, ha salpicado a los expresidentes Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski, además de la líder opositora Keiko Fujimori, la exalcaldesa de Lima Susana Villarán y otras autoridades y funcionarios.
La fiscal general dijo que va a fortalecer la logística de las fiscalías a cargo de los casos emblemáticos, entre ellos la investigación contra la mafia de los Cuellos Blancos del Puerto, una red de corrupción en los juzgados del Callao, con la compra de software que permita transcribir miles de horas de audios interceptados.
Precisamente, el antecesor de Avalos, Pedro Chávarry, fue señalado por el equipo especial de fiscales del caso Lava Jato como uno de los cabecillas de los Cuellos Blancos del Puerto, una mafia de jueces y fiscales que negociaban sus resoluciones y nombramientos.
Por su parte, el mandatario peruano ratificó el respaldo del Gobierno “a la Fiscalía de la Nación para que pueda cumplir con mayor eficiencia y responsabilidad la misión asignada por la Constitución”.
El jefe de Estado recordó que el presupuesto del Ministerio Público se ha incrementado en 50 % y que asciende a 2.109 millones de soles (639 millones de dólares) para este año, aunque dijo que persisten brechas por cubrir en las fiscalías especializadas en corrupción de funcionarios.
“Renuevo mi compromiso con el Ministerio Público, a través de él a todo el sistema de administración de justicia, y deseo muchos éxitos a la gestión de la nueva fiscal de la nación”, anotó.
Vizcarra ha propuesto una serie de reformas políticas y en el sistema judicial para combatir la corrupción en el Estado, tras el descubrimiento de la mafia de los Cuellos Blancos del Puerto, y mientras el Ministerio Público tiene a su cargo las investigaciones contra varios exmandatarios y dirigentes de los principales partidos políticos en el país.