Home » Breaking News » El distrito peruano de Machu Picchu convertirá residuos en abono para el campo
Vista del Pueblo de Aguas Calientes (o Machu Picchu pueblo), ubicado en las faldas de la ciudadela incaica de Machu Picchu ubicado a 130 kilómetros al noroeste del Cuzco. EFE/Archivo
Vista del Pueblo de Aguas Calientes (o Machu Picchu pueblo), ubicado en las faldas de la ciudadela incaica de Machu Picchu ubicado a 130 kilómetros al noroeste del Cuzco. EFE/Archivo

El distrito peruano de Machu Picchu convertirá residuos en abono para el campo

Lima, 13 mar (EFE).- El distrito de Machu Picchu Pueblo, que recibe a 7.000 turistas a diario para conocer la ciudadela incaica en el sureste de Perú, convertirá toneladas de residuos orgánicos generadas por los visitantes en abono para la agricultura, según informaron este miércoles sus autoridades.
El subgerente de Gestión Ambiental de Machu Picchu Pueblo, Miguel Atausupa, explicó que recibieron en donación una máquina con capacidad para transformar seis toneladas de desechos orgánicos en carbono neutro.
Los turistas que llegan a diario a visitar la ciudadela arqueológica de Machu Picchu suelen hacer uso de los hoteles, restaurantes y servicios de buses y tren en este distrito, que tiene unos 5.000 pobladores.
Sin embargo, la municipalidad tenía un gran problema en el manejo de los residuos sólidos y orgánicos, que terminaban en las calles y cuencas de los ríos aledaños.
El funcionario declaró a la agencia estatal Andina que la máquina empezará a operar en abril próximo para reducir la basura orgánica que alcanza las 14 toneladas diarias y que, con esta medida, “no va a generar contaminación en el entorno”.
El abono que produzca el equipo será almacenado en una infraestructura en construcción, cerca al puente Ruinas, que ha recibido los permisos respectivos del ministerio de Cultura, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas por el Estado Peruano (Sernanp) y de la empresa Ferrocarril Transandino S.A., según informó el alcalde distrital, Darwin Baca.
Los agricultores de las comunidades campesinas cercanas a Machu Picchu, una región de ceja de selva, recibirán el abono para sus campos de cultivo con el objeto de reforzar su producción.
Precisamente, la gestión de residuos de Machu Picchu Pueblo fue una de las observaciones realizadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para que las autoridades peruanas subsanen antes de la revisión de la lista de monumentos patrimonio de la humanidad en riesgo que hizo en 2017.
Machu Picchu fue finalmente excluida de esa lista de patrimonios en riesgo después de que se aprobó su informe sobre la conservación de los restos arqueológicos.
La ciudadela de Machu Picchu, famosa en todo el mundo desde el viaje exploratorio del estadounidense Hiram Bingham en 1911, es reconocida desde 1983 como patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco, y desde 2007 es considerada una de las nuevas siete maravillas del mundo.