Home » Breaking News » La crisis de Nicaragua golpea «severamente» el talento humano del turismo local
La crisis sociopolítica de Nicaragua ha golpeado "severamente" el talento humano en las empresas turísticas del país, desde el estallido social de abril pasado, informó este jueves la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).
La crisis sociopolítica de Nicaragua ha golpeado "severamente" el talento humano en las empresas turísticas del país, desde el estallido social de abril pasado, informó este jueves la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

La crisis de Nicaragua golpea «severamente» el talento humano del turismo local

Managua, 7 feb (EFE).- La crisis sociopolítica de Nicaragua ha golpeado «severamente» el talento humano en las empresas turísticas del país, desde el estallido social de abril pasado, informó este jueves la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).
De acuerdo con un estudio presentado por la Cámara, el 93 % de las empresas turísticas han sido «golpeadas severamente en cuanto al talento humano».
Según el informe, realizado en enero y presentado hoy por la presidenta de Canatur, Lucy Valenti, el 78 % de las empresas se vio obligado a reducir su personal en más del 50 %, y otro 15 % debió negociar con sus trabajadores para no realizar despidos, mientras que el 7 por ciento logró mantener el 80 por ciento de su planilla.
Valenti afirmó que unos 70.000 trabajadores salieron de las planillas de las empresas turísticas, de las que 62.400 perdieron sus empleos, 6.500 fueron trasladados, y 18.000 reestructuraron sus contratos para no ser despedidos.
«Los más calificados migraron a Centroamérica y a Norteamérica, muchos de ellos bilingües, lo hicieron hacia call centers», detalló la empresaria.
«Esto significa que se ha minado la calidad del servicio turístico de Nicaragua, que está basado en el talento humano. Nos ha costado muchísimos años, mucho esfuerzo, en capacitar al talento humano, y ha tenido que emigrar», agregó.
La crisis sociopolítica, que en 2018 causó una contracción de 4 por ciento en el producto interno bruto (PIB) de Nicaragua, según datos oficiales, causó que el 64 % de las empresas turísticas hayan cerrado el año «en estado de sobrevivencia», indicó el estudio.
De las aproximadamente 7.000 empresas turísticas de Nicaragua, un 8,3 % debió cerrar temporalmente en 2018, para no desaparecer por completo.
Al final del año pasado, el 74 % de las empresas cerró con una merma del 30 % en su capacidad, el 21 % lo hizo con un 50 % menos, y el 5 % debió bajar su actividad en un 70 %.
La industria turística ha sido una de las más afectadas por la crisis que atraviesa Nicaragua, que ha visto cómo las compañías aéreas reducen o cancelan sus vuelos al país, a la vez que hoteles y restaurantes han debido cerrar o atender a medias.
El turismo internacional dejó a Nicaragua ingresos por unos 700 millones de dólares en 2017, un 9 % más que los 642,1 millones de dólares captados durante 2016, según el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur).
Nicaragua, que hasta abril pasado era considerado uno de los países más seguros de Latinoamérica, esperaba que su economía creciera entre un 4,5 y un 5 % en 2018, sin embargo, se contrajo un 4 %, como resultado de la crisis.